TRATAMIENTOS DE CONTROL DE PLAGAS

POR AIRE CALIENTE

Exterminación de plagas utilizando aire caliente y sin usar plaguicidas.

  • Todos los insectos mueren por coagulación proteica y enzimática.
  • Tecnología 100% respetuosa con el medio ambiente. Control de plagas por medio del calor, 100% efectivo.
  • Especialmente diseñado para controlar plagas de insectos de los productos almacenados y de chinches de las camas. Un sólo tratamiento es suficiente.
  • Durante el tratamiento, se detectan fácilmente las zonas donde los insectos se refugian. Esto permite la creación de programas de higienización más efectivos.

ThermoNox® se basa en una técnica de calentamiento del aire que rodea a la zona que queremos tratar dentro del edificio y sin necesidad de alcanzar temperaturas muy altas para eliminar cualquier tipo de plaga. Los calefactores ThermoNox® crean una circulación de aire en el interior de la zona donde se realiza el tratamiento que asegura un menor consumo eléctrico.

Thermonox Plagas

Las ventajas de usar ThermoNox® incluyen:

  1. Estrategia de control de plagas totalmente no tóxica.
  2. Alternativa económica al mover de forma eficiente el aire por la zona tratada.
  3. No hay ninguna necesidad de desmontar maquinaria, equipos, equipamientos de transporte. Tan sólo deben estar vacíos.
  4. No existe residuo de ningún tipo cuando el tratamiento ha finalizado.
  5. Al poder acceder a las áreas tratadas mientras el tratamiento se está realizando, podemos identificar las zonas donde los insectos se refugian y la existencia de grietas en zonas de difícil acceso. Esto puede ayudar a establecer  unos protocolos de limpieza y mantenimiento más precisos.
  6. No es necesario solicitar ningún tipo de autorización oficial previa para realizar este tipo de tratamiento.
  7. Los insectos NO pueden desarrollar resistencias a los tratamientos térmicos.
  8. Todos los estadios evolutivos de los insectos, huevo, larva, pupa y adultos, morirán por coagulación enzimática y proteica.
  9. El tratamiento ThermoNox® se realiza en espacios cerrados por lo que no hay necesidad de colocar señales o carteles en el exterior, alertando de que se están realizando tratamientos térmicos.
  10. Cualquier persona puede entrar y moverse mientras se realiza el tratamiento. No es necesario utilizar ningún tipo de ropa o equipos especiales.
  11. Nuestros clientes normalmente usan como publicidad positiva el hecho de que están controlando plagas con sistemas totalmente no tóxicos.

Tratamiento Térmico

El tratamiento térmico consiste en:

  • Fase de calentamiento. Los insectos se desarrollan y reproducen a temperaturas entre + 15º C y  + 35º C. A temperaturas en torno a los 45º C podemos eliminar todos los estadios evolutivos de los insectos, incluyendo larvas y huevos, en tan sólo unas pocas horas, por coagulación enzimática y proteica. Comenzamos calentando lentamente el aire hasta alcanzar una temperatura de entre 50 y 60º C. De esta forma evitamos dañar maquinaria, estructuras, etc., que pueda haber en la zona tratada. Al usar calefactores móviles aseguramos una correcta distribución de la temperatura.
  • Fase de mantenimiento. Una vez hemos alcanzado la temperatura deseada (50º – 60º C) la mantendremos durante 10 – 40 horas. Esto permite asegurar que incluso el hueco o la grieta más pequeña son tratadas. Podemos controlar fácilmente la temperatura usando pistolas para láser la medición de temperatura. Cuando detectamos puntos fríos, sencillamente re-direccionamos el flujo de aire al mover los calefactores. De esta forma podemos asegurar que alcanzamos la temperatura deseada incluso en zonas aisladas por mobiliario o maquinaria.
  • Fase de enfriamiento. Una vez el tratamiento ha finalizado, los calefactores se desconectan y el aire, el mobiliario, la maquinaria, la estructura, etc.,  recuperan lentamente su temperatura habitual. De esta forma evitamos producir daños que podrían producirse si se produjera un rápido cambio de temperatura en el interior del área tratada.